PORTADA


PORTADA LENGUA Y LITERATURA


Lengua y literatura

 


El adverbio
Francisco Javier López Balda

(Jefe del Área de Lengua del Colegio Retamar)


 


1. Concepto


Morfología

Los adverbios son una categoría muy heterogénea (carecen de unidad morfológica). Se clasifican, junto a las preposiciones y conjunciones, como palabras-partículas invariables, ya que no poseen morfemas flexivos de concordancia con ningún elemento de la oración.

         Morfológicamente presentan diferentes posibilidades:

a) algunos admiten diminutivos (cerquita, prontito)

b) algunos admiten el morfema cuantificador de grado mediante la anteposición de cuantificadores o la adición de sufijos (muy cerca, lejísimos, mejor)

c) encontramos adverbios simples (hoy) y compuestos (apenas, enfrente, anteayer)

d) otros han sufrido una transposición sintáctica y proceden de adjetivos adverbializados (claro, solo). Algunos los llaman adverbios adjetivales. En este caso los adjetivos quedan inmovilizados en sus variaciones de género y número y adoptan la forma propia del masculino singular. En bastantes casos alternan con un adverbio en –mente (claramente, solamente).

e) la lista de los adverbios se amplía considerablemente con todos los adverbios acabados en –mente (procedentes de adjetivos, en su caso de la forma femenina del adjetivo)

f)  también se amplía la lista de los adverbios con las locuciones adverbiales (formas complejas lexicalizadas como una unidad equivalente a un adverbio): tal vez, en seguida, a escondidas

 

Sintaxis

Tampoco existe homogeneidad en cuanto a la función sintáctica que desempeñan los adverbios. Algunos gramáticos distinguen entre adverbios nucleares (son los adverbios relacionados con el predicado, así como los que modifican a adjetivos y a adverbios) y adverbios periféricos (modifican a la oración en su conjunto o manifiestan modalidad).

 

a) modificadores del verbo (complementos circunstanciales de distinto tipo)

b) atributo: Juan está bien

c) modificadores del adjetivo (complemento del adjetivo): bastante listo, muy bonito

d) modificadores de otro adverbio (complemento del adverbio): trabaja bastante bien

e) modificadores de un determinativo (Alarcos): cantas o silbas a las altas estrellas también tuyas

f) modificadores oracionales (conectores que afectan a toda la oración): Afortunadamente, Juan vendrá

g) nexos oracionales de tipo subordinante (por ejemplo, los adverbios relativos e interrogativos; son bifuncionales): Lo encontré donde me dijiste, No sé dónde está mi hermano

 


2. Clasificación


Siguiendo los criterios tradicionales, en los que se mezclan aspectos sintácticos y semánticos.

1 Situacionales (deícticos, determinativos o pronominales)

Tienen significación ocasional y deíctica, es decir, transmiten informaciones que sitúan el mensaje en coordenadas espaciales y temporales desde el yo-ahora del hablante en el discurso. En este sentido se relacionan con los pronombres demostrativos y los personales.

 

        Lugar: sitúan la predicación en unas determinadas coordenadas espaciales. Distinguimos: 

a) deixis absoluta (no necesitan complementación):

aquí-acá          (en “este” lugar)  relación con 1ª persona

ahí                   (en “ese” lugar)  relación con 2ª persona

allí-allá            (en “aquel” lugar)  relación con 3ª persona 

b) deixis relativa (necesitan complementación, ya sea implícita o explícita):encima, arriba, abajo, debajo, afuera, fuera, adentro, dentro,  adelante, delante, atrás, detrás, alrededor, cerca, lejos

 

        Tiempo sitúan la predicación en unas determinadas coordenadas temporales. Distinguimos: antes, ahora, ya, aún, todavía, después, luego hoy, mañana, entonces, a veces, mientras, siempre, nunca, jamás, nunca jamás, temprano, pronto, tarde, anteayer, antes de ayer, ayer, anteanoche, antes de anoche, anoche, hoy, mañana, pasado mañana. 

         *antes y después admiten complementación

* El trasvase de las categorías de lugar y tiempo es frecuente:

         El pueblo está después del cruce

         Más adelante sabrás la verdad

 

2 Nocionales (calificativos o conceptuales)

A diferencia de los situacionales no sitúan, sino que califican o cuantifican. Tienen una significación permanente, independiente de la “situación” en el discurso (significan por sí mismos). Inciden semánticamente sobre el valor del núcleo del predicado, sobre algunos elementos o la totalidad de la oración.

 

        Modo expresan la manera de realizarse la acción o proceso. Presentan un sistema muy abierto: 

a) bien, mal, mejor, peor, regular, despacio, deprisa, aposta

b) gran parte de los adverbios en “mente” (formados a partir de adjetivos)

c) muchas locuciones adverbiales: a ciegas, a tontas y a locas, de repente, sin querer,

d) adjetivos adverbializados: hablar bajo, hablar alto, hablar claro, golpear firme, ir rápido

e) así: forma especial porque tiene un carácter deíctico anafórico (remite al contexto extralingüístico)

 

        Cantidad

a) presentan idéntica forma que los pronombres numerales indefinidos mucho(muy), más, menos, poco, algo, nada, bastante, demasiado, tanto (tan), medio, apenas, harto, asaz, casi. Son adverbios cuando modifican a verbos intransitivos, adjetivos o adverbios)

b) sobremanera, sumamente.

 

        Orden: primeramente, últimamente, locuciones adverbiales del tipo en segundo lugar, etc.

 

        Distributivo: respectivamente.

 

        Adverbios oracionales: modifican a toda la oración (a veces, incluso, pueden sustituirla, pues con un contexto y situación adecuados pueden constituir mensajes completos).

      I- Modalizadores: manifiestan la actitud del hablante ante lo enunciado.

        1. Afirmación y negación: Sí, claro, ciertamente, justo, bueno, también, asimismo / no, nunca, en absoluto, ¡qué va!, ni hablar, tampoco, jamás, incluso.

        2. Duda: quizá, acaso, tal vez, a lo mejor, sin duda

        3. Otros: (ver doc. “Adverbios y conjunciones: la conectividad”)

a) emotivos (juicios subjetivos del emisor): afortunadamente, lamentablemente, por suerte

b) de conocimiento y percepción (evaluación verificable de la verdad del enunciado): manifiestamente, notoriamente, visiblemente

c) epistémicos (juicios frente a una proposición enunciada): correctamente, equivocadamente

d) de necesidad y obligación: inevitablemente, forzosamente, necesariamente

e) adverbios evaluativos de la actuación del sujeto: hábilmente, razonablemente, prudentemente

f) de voluntad y sus opuestos: voluntariamente, involuntariamente, deliberadamente

g) de opinión: personalmente 

       II- Conectivos: elementos de conexión lógico-semántica u organizadores del discurso (ver doc. “Adverbios y conjunciones: la conectividad”)

 

3 Interrogativos y relativos

Elementos de deixis textual, es decir, remiten, con carácter anafórico o catafórico, a otros elementos del discurso.

Lugar        Dónde, adónde      Donde

Tiempo     Cuándo                 Cuando

Modo        Cómo                   Como

Cantidad   Cuánto, qué          Cuanto

 

4 Las locuciones adverbiales

Las locuciones adverbiales son sintagmas formados por dos o más elementos que se han lexicalizado y que tanto semántica como funcionalmente se comportan como una unidad equivalente a un adverbio. Suelen presentar un orden fijo de sus elementos (están fuertemente cohesionados).

Ej.: a la chita callando, cada dos por tres, a troche y moche, de vez en cuando, a escondidas, de repente, etc.



PORTADA


CORREO